Ya controlen a Fox porque irrita mucho a Trump: recomienda Canadá

El sexenio del expresidente Vicente Fox Quesada se caracterizó por atizarnos una serie de esperpénticas declaraciones. Durante su mandato, el político guanajuatense pronunció frases tan irrisorias como “Pemex es igual a la virgen de Guadalupe, son símbolos para los mexicanos que deben manejarse con mucho cuidado”,“los migrantes mexicanos hacen trabajos que ni siquiera los negros quieren hacer”, “el 75% de los hogares de México tienen una lavadora, y no de dos patas o de dos piernas, una lavadora metálica”, “comes y te vas (dirigido a Fidel Castro)” y el clásico “¿y yo por qué? (sobre el pleito entre TV Azteca y Canal 40)”.

Una vez que dejó el cargo, el expresidente Fox siguió dando de qué hablar. El político panista expuso en repetidas ocasiones su deseo porque se legalizara la marihuana (“es como tomarse una copita de alcohol o de vino”), se autodenominó como el mejor presidente de la historia de México (“me los llevo de calle a todos, incluido Juárez”) y hasta apoyó a Enrique Peña Nieto en las elecciones presidenciales de 2012, aun sobre Josefina Vázquez Mota, la candidata de su partido. De un tiempo para acá, la irreverencia (por no llamarle de otra manera) de Vicente Fox se ha centrado en un personaje: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Fox y su consigna de moda

Basta con echarle un ojo al perfil de Twitter del exmandatario mexicano para conocer su nueva obsesión. A través de la red social, Don Chente se la ha pasado lanzando mensaje tras mensaje contra el empresario neoyorkino. El político que prometió sacar de Los Pinos a todas las “tepocatas, alimañas y víboras prietas” ha hostigado a Donald Trump casi casi desde su arranque de campaña. En uno de sus primeros embates, y quizá uno de los más recordados, Fox le dijo al magnate que no era bien recibido en Cancún, Quintana Roo, y hasta le presumió el pastelote que se andaba comiendo.

A recientes fechas, ya con Trump cubierto por la investidura presidencial, Chente ha repetido hasta la saciedad su nueva consigna de moda para trollear al empresario neoyorkino: “Mexico is not going to pay for that fucking wall #Fuckingwall”. El exmandatario, que afirmó en alguna ocasión “hice muchas travesuras de chiquito y las ando haciendo también de presidente”, ha replicado el mismo discurso a través de los medios tradicionales. De ahí se desmenuza su participación en el programa de Conan O’ Brien o su entrevista con el periodista Anderson Cooper.

Ya controlen a Vicente Fox: Brian Mulroney

Aunque en México las publicaciones del expresidente Fox no pasan de ser chistositas o ridículas, en Estados Unidos han tomado otra dimensión. Sus constantes trolleos contra el presidente Trump y que su discurso enarbole el sentir de la mayoría de los mexicanos, han tenido un impacto distinto en territorio estadounidense. Tanto así que, dice el periodista Carlos Loret de Mola, todos los mensajes de Chente Fox le han llegado al magnate-presidente, un adepto enfermizo a las redes sociales y la televisión.

“El magnate en la Casa Blanca, un singular consumidor de televisión y redes sociales, ha expresado a sus amigos que detesta a Vicente Fox, que le enojan sus opiniones y culpa al gobierno mexicano por no meterlo en cintura“, escribió Loret de Mola en su colaboración del 24 de febrero en el periódico El Universal. De acuerdo con el periodista, Brian Mulroney, exprimer ministro de Canadá y amigo del magnate, le recomendó a la delegación mexicana que visitó Toronto hace unos días que buscaran la manera de controlar a Fox porque irrita de sobremanera al presidente de Estados Unidos.

Lo más reciente sobre Trump vs Fox

Sobre esta información, el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró en el programa del periodista Ciro Gómez Leyva que ellos no intervendrán en el caso y que el expresidente Vicente Fox puede seguir diciendo lo que guste. El tuit más reciente del exgobernador de Guanajuato hace referencia a esta situación, afirmando que al que se le debería de exigir control es a Donald Trump, quien “ofende un día sí y al otro también”.

Sopitas